PREVÉ LA LEISHMANIOSIS
CANINA CON ADVANTIX®

¿QUÉ ES LA LEISHMANIOSIS CANINA?

La leishmaniosis o leishmaniasis es una enfermedad infecciosa causada por un parásito microscópico llamado Leishmania infantum .

Llega a nuestros perros a través de la picadura del flebotomo, quién lo “traslada” de un animal a otro en su aparto bucal. Cuando el flebotomo ingiere sangre de un perro infectado se “carga” de parásitos y los transmite a un nuevo huésped cuando le pica.

A través del torrente sanguíneo llega a las células causando daños en los tejidos afectados.

CONOCE LOS FLEBOTOMOS

  • Son insectos parecidos a los mosquitos con un cuerpo de amarillento de unos 2-3mm de longitud recubiertos de pelo.
  • Las hembras se alimentan de sangre de perros y otros mamíferos como gatos, aves e incluso personas.
  • Vuelan preferentemente durante el atardecer y el amanecer.
  • Su presencia es más abundante en los meses cálidos, es decir, desde mayo hasta octubre.
  • En junio/julio y en septiembre/octubre hay mayor actividad de flebotomos así que aumenta el riesgo de transmisión de la leishmaniosis.

SIGNOS CLÍNICOS DE LA LEISHMANIOSIS

No todos los perros infectados con leishmania van a desarrollar la enfermedad ni todos los que la desarrollan tienen las mismas lesiones: algunos perros infectados no lo demuestran nunca, otros tiene lesiones que no afectan órganos vitales y otros llegan a padecer problemas graves en su organismo que pueden ser fatales.

La variedad de síntomas es tan grande como órganos pueden verse afectados, es decir, innumerable.

Entre las lesiones más frecuentes encontramos:

- Lesiones de piel, alteraciones oculares, cojeras, inflamación de ganglios linfáticos, problemas digestivos, hemorragia nasal, adelgazamiento, problemas orgánicos graves si se ven afectados órganos vitales como el hígado o los riñones.
Signos clínicos leishmaniasis

INCIDENCIA LEISHMANIOSIS EN ESPAÑA

La prevalencia en España es superior al 70%. La presencia de flebotomos en nuestra geografía es constante y cada vez hay más perros infectados (clínicamente sanos o enfermos) por leishmania.

Aunque hasta ahora la mayor prevalencia de leishmaniosis estaba asociada a las regiones más cálidas del país y durante los meses de más calor, con el cambio climático la vida del flebotomo se ha visto acomodada, por lo que el riesgo de infección es un hecho real en una gran parte de nuestra geografía durante casi todo el año.

Porcentaje de leishmaniosis según zona geográfica*
leishmaniasis perro

TRATAMIENTO DE LA LEISHMANIOSIS Y PREVENCIÓN

El tratamiento contra la leishmaniosis es complejo, crónico y costoso

Por el momento no disponemos de tratamientos definitivos para eliminar la infección y conseguir una curación definitiva. Los medicamentos que se emplean se dirigen a disminuir la presencia de parásitos en el perro y a controlar la sintomatología.

Aunque la base del tratamiento puede ser la misma, cada perro debe ser tratado de forma específica y debe someterse a un seguimiento estricto durante toda su vida.

Como no podemos predecir cómo reaccionará nuestro perro a la infección por leishmania, debemos recurrir siempre a la protección: evitar la picadura del mosquito mediante insecticidas repelentes como Advantix®, de Bayer que, aplicados de forma adecuada, son esenciales para evitar que nuestro perro se contagie. En el caso de que ya esté infectado, también hay que seguir protegiendo al animal para evitar que la enfermedad se propague.

PRONÓSTICO

Existen tantas evoluciones de la enfermedad como perros afectados pero, en términos generales, estos son los posibles pronósticos para un perro enfermo de leishmaniosis:

1. Recuperación "definitiva"

La leishmaniosis nunca se cura del todo pero, tras el tratamiento adecuado, algunos perros son capaces de controlar la infección durante toda su vida y no mostrar signos de la enfermedad nunca más. Eso sí, su sistema inmune debe estar siempre en plena forma.

2. Curación temporal con recaídas

Estos animales pueden aparecer perfectamente sanos y los resultados de los controles analíticos pueden ser normales durante un tiempo que puede variar entre meses y años tras el diagnóstico y tratamiento.

Sin embargo en un momento de su vida pueden recaer en la enfermedad mostrando síntomas que pueden ser los mismos que en la fase inicial u otros bien diferentes.

3. Desarrollo fatal de la leishmaniasis

La muerte de un perro enfermo de leishmaniosis suele suceder cuando se ven afectados órganos vitales como los riñones o el hígado o bien cuando otras enfermedades se presentan conjuntamente con la leishmaniosis. En casos de mala respuesta o intolerancia al tratamiento, las posibilidades de curación también son escasas.

ADVANTIX® DE BAYER

Protege a tu perro de la leishmaniosis con Advantix® de Bayer, un producto con efecto repelente, además de insecticida
leishmaniasis perro