PIOJOS MASTICADORES

¿QUÉ ES UN PIOJO MASTICADOR?

Los piojos masticadores son una familia de insectos de 1 a 2 milímetros de largo con un aparato bucal adaptado para alimentarse de restos epiteliales de la piel o secreciones de sus hospedadores.

Con buena luz, podemos verlos a simple vista entre los pelos de los perros afectados. Puede que también veamos los huevos (liendres) que las hembras depositan y adhieren con cuidado en los pelos.

Los piojos pasan toda su vida en el hospedador, creciendo, reproduciéndose y alimentándose sobre su piel.

Plazos de transmisión de CVBD

¿CÓMO LLEGAN A TU PERRO?

La infestación por piojos masticadores se origina por contacto directo entre animales infestados, sobre todo de madre a cachorro, en lugares con gran densidad de perros, o bien, al compartir camas, cepillos o peines. El contagio es más frecuente en medios donde la higiene no es adecuada.

La presencia de estos parásitos es marcadamente estacional, apareciendo sobre todo en invierno cuando la temperatura es baja y la humedad elevada.

Los piojos suelen afectar a perros jóvenes, desnutridos, con falta de higiene, geriátricos o que sufran enfermedades concurrentes.

¿QUÉ DAÑOS PUEDEN CAUSAR A TU PERRO?

Los piojos y sus picaduras causan molestias y picor a los perros que se rascan o se muerden donde les pica. Esto, a su vez, puede provocar inflamación de la piel y caída del pelo. Las heridas surgidas por el rascado pueden llegar a infectarse.

Además, es frecuente observar que los perros infestados se muestren nerviosos o intranquilos por el picor que les causa la actividad de los parásitos en la piel.

En algunas ocasiones, los piojos se comportan como hospedadores de Dipylidium caninum, uno de los parásitos intestinales más frecuentes de los perros.

¿CÓMO COMBATIRLOS?

Si detectamos que nuestro perro tiene piojos, debemos aplicarle un tratamiento adecuado que los elimine. Para ello, contamos con las pipetas Advantix® de Bayer que repelen y eliminan de forma eficaz estos molestos parásitos.

Además del uso de repelentes, es importante prevenir la aparición de los piojos, manteniendo las instalaciones de los perros bien limpias, alimentar de forma equilibrada a nuestros perros y cuidar su estado de aseo y de salud general.

¿SABÍAS QUÉ…?

Al revés que la mayoría de parásitos externos, los piojos masticadores son más frecuentes en los meses de invierno.