Blog

Advantix®

04/06/2014 - Perrotendencias  

A la playa con tu perro

Escaparse a la playa con tu amigo de cuatro patas puede ser una excelente idea para pasar un fantástico día, pero si no vas bien preparado puede convertirse en una pesadilla, así que toma nota... Te damos algunos consejos para que la aventura playera sea satisfactoria para él y para ti.

1. Conoce la normativa del lugar. No todas las playas permiten el acceso a perros y algunas de ellas lo hacen en un horario o época del año restringidos.

2. Comprueba las condiciones de la playa. La acción de corrientes en el agua, el oleaje, la presencia de medusas, etc. Asegúrate que las condiciones del mar sean apropiadas para que tu perro se bañe con seguridad.

3. Protégelo del sol. Aunque suene raro, los perros también deben proteger su piel de  los rayos solares, sobre todo en las zonas desprovistas de pelo como la trufa, la cara interna de las orejas y la nariz. Si tu perro tiene el pelo corto y/o blanco y su piel es muy clara o rosada, aplícale un protector solar antes de salir.

4. Sé respetuoso con el entorno y con los otros visitantes caninos y humanos. No todo el mundo disfruta con la presencia y compañía de los perros.

5. Pon freno a los mosquitos. Muchas de las playas de nuestro país están rodeadas de zonas verdes y la presencia de mosquitos y otros insectos puede ser abundante. No olvides usar un producto repelente como Advantix®, que una vez se absorbe en la capa lipídica se mantiene resistente a las inmersiones en el agua.

6. Siempre bajo control. Déjale jugar, correr suelto (si está permitido), hacer túneles, revolcarse en la arena hasta quedar bien rebozado… Pero no lo pierdas nunca de vista ya que los accidentes también son posibles en la playa (cortes, medusas, arena en los ojos, etc.).

7. Recoge sus excrementos para que la playa quede limpia y todos los visitantes podamos disfrutar de ella.

8. Asegúrale una buena hidratación. En la medida de lo posible evita que beba agua del mar, ya que puede producirle problemas gastrointestinales. En cambio lleva siempre contigo su bebedero y una botella de agua fresca para que se hidrate de vez en cuando.

9. Prevén el golpe de calor. La sobreexcitación puede hacerle perder la noción del tiempo y de su propio cansancio. Si realiza un sobreesfuerzo bajo el sol, las consecuencias pueden ser fatales. Guíate por tu intuición y permítele descansar a la sombra cuando lo veas cansado.

10. Báñalo con agua fresca tan pronto como acabéis la excursión. Asegúrate de eliminar bien toda la arena de su cuerpo, sobre todo de ojos, orejas y entre los dedos. Además de refrescarlo, es importante retirar la sal del agua del mar para que no estropee su pelaje.

¿Qué hay de nuevo en el tratamiento de la leishmaniosis?

Anterior

16/06/2014

¿Qué hay de nuevo en el tratamiento de la leishmaniosis?

La moda más exclusiva para perros

Siguiente

26/05/2014

La moda más exclusiva para perros