Blog

Advantix®

03/08/2015 - Hablando en perro  

Claves para refrescar a tu perro en verano

Durante el verano, las altas temperaturas pueden afectar a nuestra salud si no tomamos las acciones necesarias, y nuestros perros tampoco están exentos de esta

situación. Para los peludos es mucho más complicado enfrentar el calor intenso, debido a que carecen de glándulas sudoríparas que les permitan transpirar y eliminar el calor como lo hacemos nosotros.


Sus mecanismos de termorregulación se basan en acelerar la respiración, jadear y transpirar a través de las almohadillas de sus patas; pero esto a veces no es suficiente para regularizar su temperatura en momentos de calor extremo.

Golpe de calor: peligro constante

El golpe de calor representa uno de los riesgos más grandes a enfrentar en días calurosos, ya que puede causar graves problemas de salud a medio y largo plazo e inclusive ocasionar la muerte en apenas quince minutos. Esto ocurre cuando su temperatura corporal alcanza o sobrepasa los 40º C, ocurriendo una rápida pérdida de agua en el cuerpo del peludo, condición que podría desembocar en lesiones celulares y afectar de manera permanente el funcionamiento de su corazón, hígado, riñones y/o cerebro.

Razas cuyas características propias les ocasionan dificultades respiratorias, como es el caso de los perros braquicéfalos – de cara achatada y hocico corto-, son las más susceptibles a experimentarlo. Entre ellas, se cuentan los pug, bóxer, el pequinés, bulldog inglés y francés, junto al shar pei, lhasa apso y shih tzu. Sin embargo, los cachorros, perros mayores y cánidos con sobrepeso e insuficiencia cardíaca, se encuentran también entre el grupo de riesgo más propenso a sufrir de un golpe de calor.

¿Cómo prevenir el golpe de calor?

  • Nunca dejes a tu perro en el coche. Aunque aparques en la sombra, dejes las ventanillas abiertas y tengas pensado tardar unos minutos, recuerda que con una temperatura externa de 30º a 40 º C, dentro del coche puede alcanzar rápidamente los 50º C.

  • Disminuye la cantidad e intensidad de la actividad física que tu perro realiza.

  • Modifica las horas en las que realiza su paseo diario. Las primeras y las últimas horas del día, así como la noche, son los momentos más frescos para salir a pasear.

  • Duplica la cantidad de agua que le das a tu perro, para mantenerlo bien hidratado y fresco.

  • En algunos casos, recomiendan el uso de vaporizadores en spray llenos de agua fresca, así como compresas frías alrededor del cuello, como medida preventiva. Hay que tener mucho cuidado con los lugares donde se aplica y la temperatura del agua utilizada para estabilizar a un perro una vez que ya experimenta los síntomas de un golpe de calor.


En el coche: mantén a tu perro relajado e hidratado

Muchos dueños de mascotas no saben el riesgo que constituye un viaje en coche en medio del verano, al desconocer la rapidez con la que se incrementa la temperatura dentro del mismo. En condiciones normales, los viajes en coche deben ser tomados muy en serio, puesto que el estrés que generan en los perros contribuye directamente a un estado de excitación y nerviosismo.

Algunos perros pueden experimentar mareos, vómitos, salivación excesiva y jadeos. Su hidratación constante es fundamental para mantenerlos más relajados. De hecho, hay quienes prefieren el trasportín u otros sistemas de retención. De igual forma, para evitar este tipo de síntomas que contribuyen a asociar el paseo con una experiencia negativa, es conveniente realizar paradas programadas cada dos horas que le permitan al can bajar del coche, estirar las patas y tomar suficiente agua.

Algunos consejos útiles

  • Si tu perro pasa gran cantidad de tiempo fuera de la casa, adecua una zona con una sombrilla o suficiente sombra donde pueda resguardarse del sol y el calor.

  • En verano debes tener siempre contigo un recipiente con agua fresca disponible para hidratar a tu perro mientras estén fuera de casa.

  • Es recomendable invitarlo a permanecer bajo techo, dentro de la casa y en un lugar con aire acondicionado, preferiblemente. Si no es posible, puedes colocar un ventilador cerca del lugar donde tu perro se encuentra.

  • Los recipientes de agua deben ubicarse en un lugar fresco, lejos de sol. Esto con la finalidad de mantener el agua a temperatura agradable por más tiempo. También debes estar pendiente de reponerlo mucho más de lo que normalmente lo haces, porque el consumo de agua de tu perro aumenta considerablemente en verano.

  • Puedes complementar su dieta con comida semi-húmeda o enlatada para las épocas de más calor. El porcentaje de humedad de éstas es más alto, proporcionándole mayor cantidad de líquido.

  • Recortar el pelaje de tu mascota es otra manera de mantenerlo más fresco, siempre y cuando su raza lo permita. Recuerda que el pelaje le protege del sol y el calor, por lo que no se aconseja un corte completo.

  • Evita utilizar protectores solares que no sean específicamente indicados para ellos por su veterinario.


Recuerda seguirnos en FacebookTwitterYouTubeInstagram si quieres estar al corriente de las últimas novedades relacionadas con actualidad canina.

Tag:
   saludcanina   perretes   Perros   verano   calor  
10 consejos para evitar mareos de tu perro cuando viaje en coche

Anterior

19/08/2015

10 consejos para evitar mareos de tu perro cuando viaje en coche

¿Cómo puedo denunciar el maltrato animal?

Siguiente

28/07/2015

¿Cómo puedo denunciar el maltrato animal?