Blog

Advantix®

23/11/2015 - Perrotendencias   Primeros auxilios   Salud canina  

¿Con qué frecuencia debo llevar a mi perro al veterinario?

Muchas personas se preguntan cuántas veces al año deben llevar a su perro al veterinario, lo cierto es que aunque se recomienda como mínimo llevarlo una vez al año, existen ciertas condiciones o circunstancias que requieren hacerlo con mayor frecuencia.

Las revisiones periódicas de la salud de tu perro son de vital importancia para prevenir enfermedades y hacen posible la detección temprana de cualquier alteración de su salud. Suelen realizarse con mayor frecuencia en cachorros y en perros mayores, ya que durante ambas etapas la salud del animal suele ser más vulnerable.

 

Cachorros 

Los chequeos médicos en el cachorro se realizan para programar el calendario vacunal y completar todas las inoculaciones que necesita para fortalecer su sistema inmunitario; realizar la desparasitación (interna y externa) y descartar cualquier problema congénito. Asimismo, el veterinario ofrecerá a la familia recomendaciones sobre la alimentación adecuada según las necesidades particulares del perro y consejos para la educación e introducción del cachorro en el hogar.

 

Perros adultos

Como mínimo una vez al año, es necesario que sometamos a nuestro perro a un chequeo integral, es la mejor forma de garantizar su bienestar y de intentar prevenir cualquier problema grave de salud. Un cánido de aspecto saludable podría estar cursando por la fase inicial de una enfermedad grave y no presentar síntomas: si lo llevamos anualmente al veterinario para que le haga un examen físico y las pruebas que crea necesarias, de existir alguna enfermedad oculta (cáncer, tumores, problemas cardíacos…) podría detectarse a tiempo y nos permitiría actuar rápidamente para tratarla.

Un chequeo integral comprende la revisión de oídos, ojos, salud bucal, piel, uñas y pelaje, aparato genitourinario, sistema cardiovascular, pulmones, medición de la tensión arterial, valoración del comportamiento, así como análisis de sangre, heces y orina. Durante esta revisión médica, también aprovecharemos para hablar de la pauta de vacunación y de desparasitación tanto interna (intestinal) como externa (pulgas, garrapatas, flebótomos, mosquitos, etc.) más conveniente para su perro. 

 

Perras embarazadas 

Si decidimos que nuestra perra críe, es importante prepararla para tal fin y nadie mejor que el veterinario para pedirle consejos al respecto. Una de las cosas más importantes es estar al día con su vacunación y desparasitación. Después de la monta y transcurridos unos 25 días de la misma, te recomendamos acudir al centro veterinario para confirmar la gestación, que durará unos 65 días aproximadamente. Durante esta etapa, serán más frecuentes los chequeos médicos a fin de confirmar que toda va bien con los cachorros y la madre. Además, el profesional sanitario ofrecerá indicaciones sobre las pautas de nutrición y cuidados durante el embarazo y después del parto.

 

Perros mayores

En el caso de los perros mayores (de 7 años o más), deben acudir a los chequeos geriátricos, ya que se enfrentan a una etapa en la que el desgaste de su organismo provoca frecuentemente la aparición de enfermedades tales como artrosis, problemas digestivos, afecciones cardíacas y desórdenes metabólicos. También podrían presentar un descenso en las defensas, por lo que serían más vulnerables a las enfermedades infecciosas, por lo que resulta imprescindible aplicar las vacunas puntualmente.

 

Después de las vacaciones

En ocasiones, es recomendable hacer un chequeo de salud a nuestro amigo peludo a la vuelta de vacaciones, tanto si lo llevamos con nosotros como si lo dejamos al cuidado de otras personas. Al regresar es necesario que comprobemos que todo anda bien con su comportamiento, su aspecto físico y su apetito, además de verificar que no tiene parásitos externos o gusanos intestinales. Si tu perro ha estado en un lugar en el que la presencia de filiarias (gusanos del corazón) es habitual, conviene que le realices un test para descartar filariosis. Del mismo modo, si estabais en un lugar con alta presencia de flebótomos, hazle un test de leishmaniosis.

En todo caso, lo más recomendable es informarte bien sobre la zona a la que vais de vacaciones y consultar antes del viaje con el profesional sanitario sobre las medidas preventivas contra estas enfermedades.

Como garantía de una vida saludable y para retrasar los signos de la tercera edad, los especialistas recomiendan mantener durante toda la vida del perro un programa preventivo que incluya una alimentación adecuada a cada etapa (cachorro, adulto y sénior); acudir al menos una vez al año a un chequeo veterinario y no dejar de solicitar una revisión extra si sospechamos que algo no anda bien con su salud; cumplir rigurosamente las vacunaciones y desparasitaciones y proporcionarle el ejercicio necesario a nuestro amigo fiel.

Recuerda seguirnos en FacebookTwitterYouTubeInstagram si quieres estar al corriente de las últimas novedades relacionadas con actualidad canina.

 

 

La leishmaniosis a examen. ¡Pon a prueba tus conocimientos!

Anterior

07/12/2015

La leishmaniosis a examen. ¡Pon a prueba tus conocimientos!

Mi perro tiene leishmaniosis. ¿Qué le va a pasar?

Siguiente

23/11/2015

Mi perro tiene leishmaniosis. ¿Qué le va a pasar?