Blog

Advantix®

10/10/2017 - Consejos mascoteros  

Consejos para la primera toma de contacto en un pipican.

Por lo general, los perros son animales sociales que disfrutan de las relaciones con los de su misma especie. El juego entre ellos es una actividad esencial para mantener su salud mental. Sin embargo, no todos responden igual a este tipo de interacciones caninas. Su reacción dependerá de su carácter, las experiencias vividas y la educación que haya recibido.

 

Si resides en un entorno urbano, las posibilidades de que tu mascota se relacione libremente con otros perros suelen limitarse a zonas específicas para ello, los popularmente conocidos como “pipicanes”. Estos lugares permiten que los perros corran, jueguen y puedan expresarse relajadamente sin correa en un espacio seguro y salvaguardado por un cercado vallado. En ellos, se reúnen perros de todas las razas, tamaños y edades dispuestos a correr, oler, explorar y jugar libremente.

 

La llegada de un mimbro nuevo al “pipican”

Normalmente, los perros que lo visitan suelen conocerse y la llegada de un nuevo integrante será una novedad que no va a pasar desapercibida por el resto. Deberás ser consciente de que, si tu perro es el nuevo, va a ser el centro de atención y su actitud frente al resto será decisiva a la hora de encajar.

 

En el caso de perros jóvenes o cachorros, la fase de socialización es más sencilla debido a que su cerebro es una esponja que absorbe todo de manera muy rápida. Por ello, si lo educas en base a los consejos que te proponemos, no tendrías que tener problemas a la hora de llevarlo a un “pipican”.

 

Como nosotros, los perros maduran y crecen según lo vivido. Por esa razón, si tu perro crece rodeado de experiencias positivas, estas permanecerán como un buen recuerdo a lo largo de su vida. Si, por lo contrario, son desagradables, las rechazará y no querrá volver a revivirlas.

 

Recomendaciones para utilizar el “pipican”

 

  1. Estudia el lugar: Antes de entrar con tu cachorro a un “pipican”, evalúa los riesgos. Asegúrate que no haya ningún perro que vaya a mostrarse agresivo. Preguntar a sus propietarios suele ser la mejor opción. Si hay algún perro un poco agresivo que podría mostrarse arisco con el tuyo, mejor deja ese primer encuentro para otra ocasión.
  2. Acompaña a tu perro: No le dejes entrar solo la primera vez. Tú eres su referente y su protector al que poder recurrir en caso de necesidad.
  3. No le premies por tener miedo: Es normal que tu perro muestre inseguridades y tal vez, quiera esconderse entre tus piernas. No le rechaces, ni le riñas pero, evita acariciarle aunque sea con intención de calmarle.
  4. Busca al perro “Maestro”: Algunos perros tienen una gran capacidad para comunicarse con los desconocidos. Mediante lo que llamamos señales de calma, se acercan al nuevo perro de forma tranquila, mostrando gran amabilidad y facilitando el vínculo social canino. Si tu perro consigue aprender esas señales, su trato con el resto será más que favorable.
  5. Anímales a acercarse a otros perros: Lleva siempre contigo sus golosinas favoritas. Cada vez que se acerque a saludar a un nuevo compañero con ganas de jugar puedes premiarle para que lo asocie a algo positivo.
  6. Evita la sobre estimulación: Si tu perro es aún un cachorro, el exceso de actividad física o mental puede causarle estrés y provocarle una sobreexcitación que no será bien recibida por parte de los demás perros del “pipican”.
  7. No olvides su salud: Los cachorros no deben salir a la calle hasta que no estén totalmente vacunados, desparasitados y protegidos frente a los parásitos externos.

 

Si sigues estos pequeños consejos conseguirás que tu perro cree un vínculo social con otros de su especie y podrás verle jugar y crecer felizmente.

 

Tag:
   recomendaciones  
Consecuencias de darle las sobras de la comida a mi perro

Anterior

15/12/2017

Consecuencias de darle las sobras de la comida a mi perro

Mitos y verdades sobre la rabia en España.

Siguiente

03/10/2017

Mitos y verdades sobre la rabia en España.