Blog

Advantix®

20/01/2014 - Hablando en perro  

Cuando el perro es agresivo

El perro es el mejor amigo del hombre, de eso no hay duda, pero es cierto que en determinadas ocasiones puede mostrar un comportamiento agresivo. Si queremos controlar estas situaciones y evitar reacciones violentas, debemos conocer muy bien el origen de esta conducta canina. Para ello, hemos charlado con Nacho Sierra, adiestrador canino con una amplia experiencia en etología y psicología caninas, para que nos explique qué podemos hacer para modificar el comportamiento negativo en nuestro fiel amigo.

En opinión de Nacho, la agresividad responde a diferentes variables, como por ejemplo factores genéticos, ambientales o educativos. Un comportamiento agresivo también puede ser fruto del dolor; el origen no es siempre psicológico. Existen tantas causas que influyen en esta conducta, que no es posible un sólo tratamiento para curar o modificar la agresividad. De hecho, cada caso debe tratarse de forma individual.

¿Cómo frenar la agresividad?

La agresividad contenida en nuestro perro puede manifestarse contra otros perros, pero también contra los propietarios. En este caso, Nacho nos recomienda ejercer un buen liderazgo sobre nuestro cánido para que confíe plenamente en nosotros y evitar así que el problema se desarrolle. Aunque también concreta que en determinados casos es posible que el liderazgo no funcione, especialmente con aquellos perros que sufren problemas hormonales o de foco cerebral.

Otro factor muy influyente en una conducta agresiva es la educación y la sociabilización que ha recibido el animal. Nacho considera que un perro debe socializarse con otros cánidos hasta los 3 meses de vida. A partir de entonces y hasta los 12 meses, el perro debe socializarse con humanos porque va a vivir con ellos durante su vida, excepto aquellos que convivan en manada. Debemos descartar la creencia de que la agresividad viene determinada por la raza del perro; otros factores como el temperamento, las hormonas y la educación son mucho más decisivos.

Consulta con un especialista

En cualquier caso, según Nacho, si nos encontramos ante un problema de agresividad en nuestro perro, hay que visitar a un especialista en conducta canina acreditado, ya que estas situaciones suelen ser complejas y delicadas. El terapeuta debe conocer bien el condicionamiento negativo y positivo para poder resolver la situación.

Para ampliar tus conocimientos en este campo, puedes acudir al libro de Nacho, Técnicas de modificación de conducta canina, donde encontrarás ayuda para solucionar conductas agresivas.

Y recuerda: ¡síguenos en Facebook, Twitter e Instagram si quieres estar al corriente de las últimas noticias relacionadas con las mascotas!

El embarazo en la perra

Anterior

03/02/2014

El embarazo en la perra

Propósitos saludables para el año nuevo

Siguiente

13/01/2014

Propósitos saludables para el año nuevo