Blog

Advantix®

19/12/2016 - Leishmania  

Desmontando 5 falsos mitos sobre la leishmaniosis

Cada vez más propietarios de perros conocen lo que es la leishmaniosis. Algunos habrán tenido que batallar contra esta enfermedad y estarán muy familiarizados con su desarrollo. Otros, puede que solamente hayan escuchado algo sobre ella. Sea como sea, esta temida enfermedad suele aparecer en las conversaciones entre amantes de los perros y, a menudo, se generan dudas o errores sobre sus causas y evolución.



Hoy queremos dar luz sobre 5 de los mitos más comunes sobre la transmisión de la leishmaniosis.

1. La transmiten los mosquitos

Falso. La transmisión se realiza a través de unos insectos llamados flebotomos, en concreto de sus hembras. Aunque son parecidos a los mosquitos es importante destacar que no son los mismos que nos causan molestias en épocas de calor. Su ciclo vital y características son bastante diferentes con lo que el hábitat, el periodo de actividad y los lugares de mayor acción son diferentes.

2. La leishmaniosis se puede contagiar por mordeduras entre perros

Falso. Para el contagio de la leishmaniosis es necesaria la picadura de un flebotomo que al ingerir sangre de un perro le transmita los promastigotes (formas infectivas) de Leishmania. Hasta ahora no se ha descrito la posibilidad de contagio de la leishmaniosis entre perros a través de heridas o de saliva. 

3. Solamente debemos proteger a nuestros perros en las épocas de calor.

 Falso. Es uno de los errores más populares en la prevención de esta enfermedad. Los flebotomos cargados de leishmanias están presentes en gran parte de nuestra geografía durante todo el año. Solamente en algunas zonas en las que los inviernos sean más fríos, los flebotomos van a desaparecer de forma temporal. En el resto del país debemos extremar las precauciones todos los meses mediante la aplicación de pipetas Advantix

4. Si he vacunado a mi perro frente la leishmaniosis no debo ponerle pipeta.

Falso. Las vacunas contra la leishmaniosis que se comercializan en España están dirigidas a estimular la inmunidad específica de los perros para intentar que no desarrollen la enfermedad frente a una posible infección, pero su eficacia no es total. Para evitar la enfermedad debemos actuar en la primera línea de defensa: “la prevención de las picaduras de flebótomos” que pueden transmitir leishmanias a nuestro perro, es decir, la aplicación de repelentes adecuados que eviten que los insectos se alimenten de la sangre de nuestra mascota.

5. Mi perro no sale de casa, no puede contraer la enfermedad.

Falso. Los flebotomos habitan tanto dentro como fuera de nuestros hogares, ya sea en el campo, la montaña o las zonas urbanas. Su alcance es de varios quilómetros con lo que su distribución es muy amplia. Debemos proteger a todos los perros para evitar que se propague la enfermedad. 

¡Esperamos que esta información te haya sido útil para conocer mejor las formas de transmisión de la leishmaniosis y tengas tu perro bien protegido!

Tag:
   Salud   perro   Perros   salud caniana   Leishmaniosis  
Sesión de belleza. ¿Es suficiente un champú antiparasitario?

Anterior

03/01/2017

Sesión de belleza. ¿Es suficiente un champú antiparasitario?

El regalo para tu perro estas fiestas

Siguiente

15/12/2016

El regalo para tu perro estas fiestas