Blog

Advantix®

28/08/2017 - Stop parásitos  

¿Por qué el flebotomo sigue activo en septiembre y octubre?

 

A pesar del mayor conocimiento de la leishmaniosis, año tras año se presentan nuevos casos de esta enfermedad en nuestro país. Varias razones pueden explicar esta constante presencia de la infección: la necesidad de una mayor concienciación por parte de los propietarios de perros, la expansión de la enfermedad a nuevos territorios debido al aumento de las temperaturas como consecuencia del cambio climático y al movimiento de mascotas, y la falta de protección de las mascotas en algunas épocas del año.

 

El conocimiento de la leishmaniosis

Poco a poco y mediante el trabajo constante de divulgación de los profesionales de la salud animal, los propietarios de perros van conociendo mejor la existencia e importancia de la leishmaniosis y cada vez disponen de más herramientas para hacerle frente.

 

Aumento de la distribución de la enfermedad

La transmisión de la leishmaniosis va ligada a la cantidad y actividad de los insectos que la transmiten, los flebotomos. A mayor número de flebotomos, más probabilidades de contagio de leishmaniosis.

El cambio climático parece que no tiene freno y las temperaturas globales van en aumento todos los años, facilitando el ciclo de actividad del flebotomo en zonas donde hasta el momento no podía desarrollarse y ampliando así su radio de acción. Además, parece que los días de calor, favorables a la vida del flebotomo también van en aumento, por lo que su presencia cada vez es más constante.

 

Falta de protección frente a la leishmaniosis

Todavía hay quien piensa que el insecto encargado de transmitir la leishmaniosis es un mosquito que actúa en verano y solamente protegen a sus mascotas de mayo a agosto. ¡Nada más lejos de la realidad!

A diferencia de los mosquitos comunes, los flebotomos viven tanto en hábitats rurales como urbanos, se mueven durante muchas horas del día y de la noche y se desarrollan perfectamente en gran parte de nuestra geografía desde abril hasta diciembre.

Su actividad se inicia en primavera llegando a su pico máximo actividad en junio y julio, cuando las hembras de flebotomos ingieren más sangre. Durante los meses de más calor siguen activas, aunque parece que su acción se reduce algo en las horas más cálidas. Al final del verano, ya entrado el otoño, vuelven a tener un pico de actividad alto.

En esta época ya casi no escuchamos zumbar a los mosquitos del verano y podemos caer en el error de dejar de proteger a nuestros perros, lo que les deja totalmente vulnerables a las picaduras de una gran cantidad de flebotomos que aprovechan las buenas condiciones ambientales para reproducirse y alimentarse. Recuerda que los flebotomos son muy pequeños, prácticamente invisibles a la vista y son silenciosos.

Por eso es vital que en septiembre y octubre no bajes la guardia y sigas protegiendo a tu perro frente a la picadura del flebotomo.

Tag:
   Advantix   prevención   Leishmaniosis  
TIPOS DE ESTERILIZACIÓN PARA PERROS

Anterior

02/09/2017

TIPOS DE ESTERILIZACIÓN PARA PERROS

Tos de las perreras, una enfermedad también del verano

Siguiente

14/08/2017

Tos de las perreras, una enfermedad también del verano