Blog

Advantix®

09/03/2016 - Salud canina  

El reto diagnóstico de la leishmaniosis

La leishmaniosis es una infección que tiene tantas presentaciones posibles como tejidos pueden estar afectados:

  • Perros con lesiones generalizadas en piel, ojos y/o articulaciones muy sospechosas de leishmaniosis.
  • Perros aparentemente sanos con lesiones puntuales en la piel, ojos o articulaciones.
  • Perros sin lesiones evidentes pero con signos inespecíficos de enfermedad como decaimiento, inapetencia y adelgazamiento.

Además, cada perro responde de forma distinta a la llegada de los parásitos a su cuerpo:

  • Algunos controlan los parásitos de forma tan eficiente que nunca nos daremos cuenta que han sido infectados.
  • Otros intentan controlar la infección pero no logran hacerlo del todo y se desarrolla la enfermedad de forma leve más o menos limitada.
  • Muchos perros, en cambio, no son capaces de frenar la infección de forma efectiva y su sistema inmune se altera de tal forma que provoca signos graves en el propio organismo.
  • Esta variabilidad de presentaciones y de la respuesta inmune de los perros frente a la infección hace de la leishmaniosis una enfermedad compleja y no siempre fácil de diagnosticar.

    Por esta razón, cuando preguntes a tu veterinario si tu perro puede tener leishmaniosis, no te sorprenda que te aconseje una prueba distinta a un análisis rápido de sangre. Algunas veces se puede detectar la infección con una sola analítica, pero en muchas ocasiones necesitamos varias pruebas para confirmar o descartar la enfermedad. Según sea el caso, tu veterinario te aconsejará realizar una o varias determinaciones para lograr diagnosticar la infección y el grado de afectación que sufre tu amigo canino.

    Pruebas para el diagnóstico de la leishmaniosis

    Prueba rápida de sangre
    Parecido a una prueba de embarazo. Se basa en la detección de anticuerpos frente a las leishmanias en la sangre de un perro. Se realiza en pocos minutos en la misma consulta veterinaria. Aunque son pruebas muy fiables algunas veces pueden dar lo que se conoce como falsos negativos: prueba negativa en un perro que realmente esté infectado pero que no ha producido anticuerpos.

    IFI o ELISA de Leishmania
    Busca la presencia de anticuerpos frente a las leishmanias en la sangre del perro distinguiendo entre los que tienen una cantidad elevada de anticuerpos (nivel alto de infección) y los que la tienen menor (bajo grado de infección). Los perros que sufren una leishmaniosis muy localizada (por ejemplo una pequeña zona de piel sin pelo) puede que no produzcan anticuerpos frente la infección hasta pasado mucho tiempo por lo que darán un resultado negativo a esta prueba aun estando infectados.

    Citología de médula ósea o linfonódulo y/o biopsia de tejido
    Se utiliza en casos de sospecha de leishmaniosis para confirmar la presencia de leishmanias, sobre todo si han dado negativos o positivos bajos a la presencia de anticuerpos en la sangre. Se buscan directamente los parásitos en las células del tejido afectado: por ejemplo en una lesión de piel concreta de un perro que no muestra ninguna alteración más. En algunas ocasiones se deberán complementar con pruebas específicas que detecten el ADN del parásito.

    Análisis completo de sangre y orina
    Cuando se confirma la leishmaniosis es muy importante realizar un análisis general de sangre y orina que nos permita por un lado, valorar el estado de los órganos vitales como riñones e hígado y, por el otro, realizar un proteinograma que nos informará de los niveles de las proteínas de defensa (globulinas) informándonos sobre la respuesta del organismo frente a la infección.

    Esta complejidad en el diagnóstico de la leishmaniosis hace que sea de vital importancia un correcto asesoramiento profesional. Por esto, no dejes de visitar a tu veterinario ante cualquier duda.

    Recuerda, la única forma de evitar la leishmaniosis es mediante la prevención de la picadura del flebotomo. Para ello, cuenta con un producto como Advantix®, que además de ser insecticida, tiene un alto efecto repelente.

    Si quieres estar actualizado en salud y novedades caninas, puedes seguirnos en Facebook, Twitter, YouTube e Instagram.

    Referencias
    “La serología y la leishmaniosis canina”
    Lluís Ferrer, med vet, PhD, Dipl ECVD (1). Xavier Roura, med vet, PhD, Dipl ECVIM-CA. (2)
    Miembro del grupo LeishVet. Facultad de Veterinaria, Universitat Autònoma de Barcelona.(2) Miembro del Grupo de Estudio de la Leishmaniosis Canina (GSLC). Hospital Clínic Veterinari, Universitat Autònoma de Barcelona. Fuente: Argos Portal Veterinaria

    Fuente: Argos Portal Veterinaria

    Pensando en ampliar la familia canina

    Anterior

    09/03/2016

    Pensando en ampliar la familia canina

    ¿Cómo es el vínculo amoroso entre tu perro y tú? ¡La ciencia te lo explica!

    Siguiente

    09/03/2016

    ¿Cómo es el vínculo amoroso entre tu perro y tú? ¡La ciencia te lo explica!