Blog

Advantix®

06/06/2017 - Consejos mascoteros  

La convivencia entre niños y perros

Muchos estudios demuestran lo positivo que es para el desarrollo cognitivo y social de los niños su crecimiento junto a animales de compañía, sobre todo junto a perros.

Algunos especialistas aseguran que los niños que crecen junto a un perro tienen menos problemas de autoestima, mayor empatía, desarrollan mejor el sentido de la responsabilidad, están más abiertos a recibir y ofrecer afecto y tienen una tolerancia mayor a la diversidad de su entorno.

Los beneficios de la convivencia entre perros y niños son claros, pero no debemos olvidar algunas claves que hay que tener en cuenta para evitar riesgos y accidentes.

 

Relaciones sociales

Un factor clave en la relación entre perros y niños es la situación previa a su convivencia. Si tienes un perro adulto que nunca ha convivido con un niño debes valorar su comportamiento cuando llegue la ocasión. Debes hacerlo de forma segura sin evitar riesgos y evaluando las reacciones de tu mascota ante la presencia del niño. En la mayoría de ocasiones los perros suelen adaptarse fácilmente a la nueva situación, pero otras veces la relación puede ser dificultosa.

 Perros agresivos

No todos los perros toleran el contacto con niños. Algunos pueden mostrarse agresivos bien por dominancia, bien por miedo. Si crees que tu perro puede comportarse de forma agresiva frente a un niño, no corras riesgos y asesórate por un profesional especialista en conducta canina.

Perros poco sociables

Puede que tengas un perro que nunca ha tenido contacto con niños y no esté muy feliz de conocer al primero; aunque probablemente nunca vaya a morderle, debes enseñarle a él y al niño a relacionarse de forma adecuada. Enséñale al niño a no molestar al perro durante su descanso, a no agobiarle ni pegarle y muéstrale a tu perro que la presencia del niño es algo bueno para él, ofreciéndole premios y caricias siempre que compartan tiempo y espacio.

Cuando el perro llega el último

Si adquieres un perro teniendo ya niños la tarea puede ser algo más sencilla. Si adoptas un perro adulto pregunta a la protectora cómo se relaciona con los menores. Las protectoras conocen bien a sus huéspedes y te podrán asesorar de forma adecuada. Si adquieres un cachorro, tendrás trabajo en educarlo, pero los problemas de relación serán mínimos ya que el perro se adaptará a su entorno fácilmente.

                 

Cuidando la salud

En la relación entre humanos y animales siempre debemos tener presente la posibilidad de transmisión de enfermedades. Las personas podemos contagiarnos de algunas de las enfermedades que sufren los perros, pero los niños, con un sistema inmune en formación y unos hábitos higiénicos a menudo más relajados, son mucho más sensibles.

Parásitos intestinales.

Los parásitos digestivos o sus formas infectivas están presentes en las heces o en las zonas perineales de animales que no estén correctamente desparasitados. Cuando los niños juegan con sus amigos peludos pueden ingerir estas formas infectivas, bien directamente, bien chupándose las manos, y sufrir trastornos gastrointestinales de gravedad variable. La solución a este problema es muy sencilla: una correcta pauta de desparasitación interna de nuestros perros es suficiente para evitar contagios. Para ello los expertos recomiendan la utilización de antiparasitarios internos cada 2 meses en todos los animales del hogar.

Picaduras de pulgas o garrapatas.

Aunque los huéspedes preferidos de pulgas y garrapatas son los animales, en muchas ocasiones pueden picar a las personas. Los niños, por su estrecho contacto con perros o gatos pueden entrar fácilmente en contacto con estos parásitos externos que les pueden ocasionar molestas picaduras e incluso transmitirles enfermedades graves. De nuevo la solución a este problema es sencilla: basta con aplicar un antiparasitario adecuado a nuestro perro durante todo el año.

 

En las relaciones entre niños y perros lo más importante es en primer lugar conocer y educar a todos los miembros de la familia, los de dos y los de cuatro patas. Y cuidar la salud de tus mascotas es cuidar de la salud de toda tu familia.

 

 

¿Qué es la criptorquidia?

Anterior

14/06/2017

¿Qué es la criptorquidia?

¡Atención! ¡Orugas de procesionaria!

Siguiente

22/05/2017

¡Atención! ¡Orugas de procesionaria!