Blog

Advantix®

12/07/2017 - Salud canina  

Lo que podría pasar si no lo proteges del calor

Los perros son más sensibles que los humanos a los efectos del calor. A diferencia de nosotros, ellos no tienen glándulas sudoríparas que les ayuden a refrigerarse mediante la transpiración. Su temperatura normal oscila entre los 38 y 39ºC, y a partir de los 42ºC, su organismo entra en una fase crítica que puede ser mortal.

Si sumamos su baja capacidad de eliminación de calor con este estrecho margen de seguridad frente al aumento de la temperatura ambiental, nos damos cuenta en seguida que el riesgo de sufrir efectos devastadores por el calor es muy elevado.

 

Características de nuestra mascota

Además de algunas diferencias particulares entre cada perro, existen factores generales que hacen que algunos de ellos sean más sensibles a los efectos nocivos del calor.

  • Raza: los perros de nariz chata, denominados braquicefálicos, como el Bulldog inglés o francés, el Carlino, el Pequinés o el Bóxer son especialmente sensibles a los efectos del calor.
  • Pelaje: el pelaje sirve de aislante para el frío y el calor, pero si se encuentra en mal estado pierde su funcionalidad. Por esta razón, los perros de pelo largo y tupido deben estar bien cepillados especialmente en esta época del año. Sin embargo, rasurarles no es para nada una buena opción.
  • Obesidad: los perros que tengan un exceso de peso también pueden verse afectados antes que los que tengan un peso normal.
  • Enfermedades del corazón o respiratorias: aumentan el riesgo de sufrir un golpe de calor.
  • Ejercicio: el ejercicio físico intenso está totalmente contraindicado en episodios de gran aumento de las temperaturas.
  • Estrés o miedo: cualquier perro nervioso ya respira con dificultad. Si añadimos algunos temblores musculares el aumento de temperatura corporal es todavía mayor.

DATO IMPORTANTE: a partir de 29 grados ambientales las razas grandes empiezan a sufrir por exceso de calor. Las razas pequeñas tal vez resisten algo más, pero nunca por encima de los 32ºC ambientales.

 

Dentro del coche en verano… ¡una muerte segura!

La temperatura del interior de un vehículo estacionado aumenta de forma rápida e imparable durante los días de calor. Un ejemplo: si en exterior del auto la temperatura es de 30ºC, en menos de 30 minutos será de más de 50ºC en el interior, algo incompatible con la vida de cualquier perro.

 

Efectos del calor

Los efectos del calor en nuestras mascotas son más o menos graves según sus características particulares, la temperatura corporal alcanzada y la duración de este aumento. Cuando la temperatura corporal sobrepasa los 42ºC, se inicia una cadena de efectos que puede ser irreversible. Es lo que llamamos el GOLPE DE CALOR. Aquí algunos síntomas:

  • Nerviosismo en un primer momento porque el perro intenta resolver la situación, pero no puede.
  • Jadeo intenso que suele ser ruidoso. El perro hiperventila para poder eliminar el calor. Si el problema está ya muy avanzado la debilidad muscular puede hacer disminuir las respiraciones lo que no significa que el perro esté mejor, sino que no tiene ni fuerzas para ventilar.
  • Debilidad, decaimiento. Falta de fuerzas para moverse.
  • Temblores musculares.
  • Cambio del color de las mucosas (encías, lengua y conjuntiva ocular) que pasan del rosado normal al rojo intenso y después al azulado por falta de oxígeno en la sangre.
  • Alteraciones en el organismo que incluyen deshidratación, errores en los procesos químicos indispensables para el funcionamiento de los órganos, alteración de todas las funciones vitales y, finalmente, la muerte.

Como ves, las consecuencias del calor en las mascotas pueden ser fatales, incluso mayor que en humanos, y un pequeño descuido en un día de calor intenso nos puede acarrear un gran disgusto e incluso la pérdida de nuestro querido animal.

 

Por eso, te recomendamos no dejar al perro encerrado en el coche bajo ningún concepto. Por otra parte, puedes tener a mano las toallitas higiénicas Sano&Bello. Están recomendadas para perros de cualquier tamaño. Al estar humedecidas, además de tener una acción desodorante que neutraliza las partículas del olor, también refrescan al animal ayudándole en estos días tan calurosos de esta época del año.

Así pues, este verano, ¡cuidado con el calor!

Tag:
   playa   prevención   calor   recomendaciones   verano  
La importancia de pasar tus vacaciones donde admitan perros

Anterior

25/07/2017

La importancia de pasar tus vacaciones donde admitan perros

¡Atentos! ¡Temporada de espigas!

Siguiente

06/07/2017

¡Atentos! ¡Temporada de espigas!