Blog

Advantix®

21/06/2018 - Salud canina  

Los parásitos más peligrosos que pueden afectar a tu perro

Saber qué parásitos pueden afectar a tu perro es una de las mejores formas de prevenir su aparición. Y es que, si bien en casos leves estos tienden a producir sólo unas pocas molestias y picor en el perro; la situación puede agravarse y llegar a ser altamente perjudicial para nuestra mascota. Llegando a suponer el desarrollo de enfermedades graves.

Es por eso por lo que, desde Advantix, además de ofrecerte los mejores productos para proteger a tu perro contra los parásitos externos a través de pipetas con efecto repelente, queremos hablarte también acerca de los parásitos internos que pueden afectar a tu perro. ¡Comencemos el cursillo!

 

Tipos de parásitos externos

 

Los parásitos externos del perro son pequeños insectos que, como huéspedes, viven en la superficie del cuerpo de tu mascota y se alimentan directamente de él, generalmente de su sangre.

A pesar de que estos parásitos son fáciles de evitar gracias a productos antiparasitarios como las pipetas Advantix, es importante conocer un poco sobre cada uno de ellos para así, evitar el contagio.

Los parásitos externos más cómunes los cuales repele Advantix son la garapata, la pulga, el flebotomo  (mosquito transmisor de la Leishmaniosis), las moscas de los establos, los mosquitos  y los piojos masticadores.

 

Tipos de parásitos internos

 

Los parásitos internos, también llamados endoparásitos, son pequeños organismos que viven en el interior del cuerpo del perro y lo parasitan. Generalmente, se alojan en el intestino, pero también pueden hallarse en el corazón o los pulmones. Debido a este hecho, los parásitos internos son más difíciles de detectar que los externos y pueden resultar más peligrosos.

Los más frecuentes en los perros son los que conocemos como gusanos. Estos pueden contagiarse mediante la ingesta del mismo parásito o de sus huevos, a través de la picadura de algunos mosquitos o durante el embarazo. Los más peligrosos de todos ellos son:

  • Áscaris: Se trata de un tipo de gusano redondo que afecta especialmente a los cachorros y habita en el intestino del animal. Su mayor peligro es que se suele detectar cuando la enfermedad ya está avanzada, presentado un cuadro clínico de vómitos y/o diarrea.
  • Anquilostomas: Es un gusano redondo con gancho que se engancha a la pared abdominal del perro, llegando a través del sistema digestivo, y se alimenta de su sangre. Es especialmente peligroso porque su contagio puede darse por simple contacto de la piel con sus larvas, y porque produce hemorragias internas.

 

Con esto acabamos nuestra guía rápida de los parásitos más peligrosos que pueden afectar a los perros. Recuerda que, como en todo, lo más importante es la prevención y la protección de tu mascota usando productos específicos y visitando periódicamente a tu veterinario de confianza.

La importancia de estimular la inteligencia en tu cachorro

Siguiente

28/05/2018

La importancia de estimular la inteligencia en tu cachorro