Blog

Advantix®

26/01/2015 - Salud canina  

Mi perro se hace mayor: claves para enfrentar los cambios

Llega un momento en la vida de nuestros perros en el que, al igual que sucede con las personas, comienzan a envejecer. Es importante conocer cuáles son los principales cambios que ocurren en su organismo, para poder proporcionarle los cuidados y las atenciones necesarias, a fin de que pueda vivir esta etapa sano y de la mejor forma posible.



Nacho Sáenz Baquerín, veterinario de la clínica Perrygat, nos comenta que, a partir de los siete años, observaremos que nuestros perros se cansan más, se hacen más vulnerables al frío y al calor, comienzan a aparecerles canas en el morro y presentan más problemas locomotores y digestivos, por lo que las visitas al veterinario se hacen más frecuentes.

“Es el inicio de una etapa llamada vejez que, afortunadamente, cada vez se alarga más y con menos problemas de salud, sobre todo, gracias a los cuidados preventivos que con anterioridad hemos proporcionado a nuestra mascota”, indica el también especialista en peritaje veterinario.

Los perros de raza grande envejecen más rápido que los de raza pequeña: los primeros comienzan a envejecer entre los siete u ocho años, mientras que los de raza mini comienzan a ser viejitos a la edad de 12 años, aproximadamente.

Enfermedades frecuentes en perros ancianos

Explica Nacho que durante esta etapa es frecuente que los perros se vean afectados por aquellas enfermedades que surgen como consecuencia del desgaste del organismo, tales como artrosis, problemas digestivos, desórdenes metabólicos o problemas cardíacos.

También se observan con frecuencia enfermedades infecciosas, debido al descenso de las defensas.

“Este desgaste puede atenuarse, e incluso pueden impedirse algunos de sus efectos y demorar los primeros síntomas de la vejez con un buen programa preventivo, que podemos aplicar al perro desde cachorro”, nos comenta el veterinario.

El programa preventivo consiste en proporcionar a nuestro perro la alimentación adecuada para cada etapa de su vida, realizar los chequeos veterinarios anuales, brindarle atención veterinaria cuando lo precise y cumplir rigurosamente el calendario de vacunación y las desparasitaciones internas y externas.

“Se trata, en definitiva, de brindarle además un ambiente y un modo de vida adecuado a las necesidades de su especie”.

Consejos para una perrivejez plena y feliz

Una de las cosas más importantes que nos aconseja Nacho para procurarle una vejez sana y feliz a nuestro perro, es seguir siempre los consejos y tratamientos preventivos y paliativos del veterinario, huyendo de las soluciones y recomendaciones de falsos expertos en animales. Igualmente, nos ofrece las siguientes sugerencias:


  • Realizar al menos un chequeo veterinario anual.

  • Proporcionar una alimentación adecuada a cada etapa de la vida del perro.

  • No descuidar sus vacunaciones porque sea viejo, en este momento es probablemente cuando más las necesita (al igual que durante la etapa de cachorro), debido a la disminución de sus defensas.

  • El ejercicio físico es bueno, pero sin forzar; debemos comprender que no podemos exigirle a un “viejete” que haga las mismas cosas que un “quinceañero”, esto sería imposible y muy peligroso.

  • Darle todo el cariño que se merece y que, con toda seguridad, será mucho.


La comprensión, los mimos y las caricias son muy importantes durante toda la vida del cánido, pero más aún durante su vejez.

Y recuerda: ¡síguenos en FacebookTwitterInstagram si quieres estar al corriente de las últimas noticias relacionadas con tu mascota!

Leishmaniosis bajo sospecha: la historia de Blacky

Anterior

09/02/2015

Leishmaniosis bajo sospecha: la historia de Blacky

Cómo elegir el perro ideal

Siguiente

19/01/2015

Cómo elegir el perro ideal