Blog

Advantix®

17/02/2019 - Stop parásitos  

Mi perro tiene una garrapata, ¿cómo se la quito?

Durante los meses cálidos se hace más latente la amenaza de las garrapatas y, como en estas épocas pasamos más tiempo al aire libre con nuestro perro, existe un gran riesgo de que al pasear por un parque, por el campo o por el bosque, uno de estos bichos indeseables se hospede en nuestro amigo de cuatro patas.

 

Aunque lo ideal es que siempre mantengas a tu perro protegido con productos repelentes como la pipeta para perros Advantix, si llegase a ocurrir, sigue los siguientes consejos para quitarle una garrapata a tu perro, de forma rápida y segura:

  • Cuanto antes se elimine la garrapata, la posibilidad de transmisión de enfermedades a tu perro será menor. 
  • Existen unas pinzas especiales para quitar las garrapatas que puedes adquirir en tu tienda veterinaria de confianza. Estas herramientas, en forma de gancho, tienen una hendidura especial para poder desprender al parásito sin que ninguna parte de su cuerpo quede enganchada a la piel de tu mascota, evitando así la propagación de infecciones. También puedes hacerlo con unas pinzas de punta fina que tengas a mano.
  • Hay quienes recomiendan el uso de productos como el alcohol o el aceite para ayudar a que la garrapata se despegue antes de quitarla; sin embargo, el Consejo Europeo para el Control de las Parasitosis en los Animales de Compañía (ESCCAP, por sus siglas en inglés), no lo aconseja, pues puede provocar la regurgitación de las glándulas salivales del parásito y transmitir enfermedades como la ehrlichiosis, la anaplasmosis, la babesiosis o la borreliosis (enfermedad de Lyme). También recomiendan el uso de guantes.
  • Si vas a desprender el parásito con unas pinzas corrientes, colócalas de tal forma que las mismas estén lo más cerca posible de la piel del perro y sujeta firmemente la garrapata por la cabeza. Esto es muy importante, porque si la cogemos del cuerpo y tiramos, podría quedarse la cabeza del parásito adherida a la piel del perro y causar un absceso o una infección.
  • Una vez que tengas al parásito bien sujeto por la cabeza, comienza a tirar hacia arriba y hacia adelante, muy despacio, pero de forma firme, presionando la piel de tu perro. No tuerzas la garrapata ni la intentes desprender de forma brusca. Ten cuidado de no aplastar el cuerpo de la garrapata, pues podría ocasionar que suelte más saliva y se incrementaría el riesgo de transmisión de enfermedades.
  • Si tienes gancho especial para sacar garrapatas, cógela entre la herramienta hasta que esté colocada al final de la misma, en la hendidura. Luego, gira varias veces en el sentido de las agujas del reloj, hasta que se desprenda.
  • Después de extraer la garrapata, lava la zona con agua y jabón neutro y aplica un antiséptico tópico.
  • Deshazte del parásito se forma segura para que no busque otro hospedador: quémala o sumérgela en un frasco con alcohol y tápalo. No es aconsejable lanzarlas al inodoro o a la basura.
  • En los días sucesivos, observa tanto la zona de la piel en la que estaba la garrapata como la salud en general de tu perro y, ante cualquier síntoma, acude al veterinario.

Te aconsejamos que siempre mantengas a tu perro protegido con productos como la pipeta para perros Advantix, que lo mantendrá a salvo no solo de las garrapatas, sino de las pulgas y de los flebotomos, insectos transmisores de la leishmaniosis.

Cómo prevenir una infestación de pulgas en tu hogar

Anterior

25/04/2019

Cómo prevenir una infestación de pulgas en tu hogar

Los parásitos más peligrosos que pueden afectar a tu perro

Siguiente

21/06/2018

Los parásitos más peligrosos que pueden afectar a tu perro