Blog

Advantix®

04/10/2016 - Hablando en perro  

¿Qué beneficios nos puede aportar un perro?

Tener un perro en casa requiere una gran responsabilidad por parte de toda la familia, en relación con los cuidados, salud, higiene y cariño. No obstante, la recompensa de esta tenencia responsable conlleva un sinfín de beneficios, tanto personales como físicos, mentales y sociales.

Compañía, afecto, cariño, autoestima, amistad, amor, etc. Así empieza la lista de beneficios que nos va a dar una mascota. Un perro nunca nos va a discriminar por razones de sexo, raza o discapacidad. Ni tampoco nos va a juzgar por nuestro aspecto físico. Simplemente se encargará de agradecernos nuestros actos con ternura y fidelidad. Por esta razón, existen diferentes terapias psicológicas que incorporan perros para reforzar la autoestima y conseguir expresar sentimientos o inculcar buenos hábitos en personas que tienen problemas.

Nos pueden ayudar a mejorar nuestra salud

Tener un perro puede aumentar el bienestar y ayuda a la salud de los que están a su alrededor. Estudios clínicos demuestran que los niños que conviven con animales domésticos tienen menos probabilidades de sufrir alergias cuando sean mayores. Y, además, también tienen menos probabilidades de presentar ciertas infecciones en los oídos o de sufrir problemas respiratorios.

Y no solo aportan beneficios en la salud de los más pequeños sino también en la de los adultos. Está demostrado que convivir con un perro provoca una mayor variabilidad en el ritmo cardíaco, mejora la presión arterial y reduce el riesgo de padecer enfermedades de corazón. Además, nos ayudan a estar en forma con los paseos y actividades que hacemos con ellos fuera de casa.

Sin olvidar que, gracias a ellos, liberamos más oxitocina, que es la hormona del bienestar, por lo que nos ayudan a sentirnos más a gusto y más felices.

Seguridad y compañía

Los perros son los encargados de regalarnos sonrisas y diversión a diario con sus pequeñas travesuras. ¡Y qué mejor terapia que reírse! Un perro en casa también nos aporta compañía y hace que no nos sintamos solos. Actualmente, el problema de la soledad se ha extendido especialmente entre la gente mayor y estos animalitos son capaces de devolverles la alegría a sus hogares. Y no solo se encargan de dar afecto y compañía sino que también aportan sensación de seguridad al hogar. Alertan ante situaciones de peligro y son de gran ayuda para avisar de ruidos, como el timbre o el teléfono, que quizá su dueño no escuche, por ejemplo por problemas de sordera. De esta manera aportan sensación de mayor seguridad, tranquilidad y confianza.

Fomenta la responsabilidad

La tenencia responsable crea unas obligaciones para mantener al perro atendido y en buen estado, como por ejemplo sacarle a pasear. Una rutina que indirectamente también nos aporta beneficios a nosotros: nos hace conocer nuevas personas, despejarnos del estrés rutinario e incluso disfrutar de la naturaleza. Además, los perros no solo nos hacen aumentar el contacto social sino que también nos ayudan a mejorar las relaciones con el resto de personas y nos aportan equilibrio emocional.

Nuestros mejores amigos

Algunos perros entrenados y adiestrados, se convierten en guardianes de la salud, pudiendo ser capaces de detectar y anticipar episodios de convulsiones o ataques de epilepsia, descensos en los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes o cuidar de personas con deficiencias físicas o psíquicas. Algunos participan en terapias con personas con autismo o depresión, entre muchas otras. Y no solo tienen aptitudes terapéuticas sino que son un gran apoyo para las personas que trabajan con labores sociales llegándose a convertir en verdaderos héroes. Como por ejemplo los perros policías, bomberos, aquellos perros que colaboran para evitar catástrofes o los que ayudan a salvar vidas y rescatar personas de entre los escombros. Y los que dedican lo mejor de sus sentidos a las personas invidentes, los perros guía.

Tareas realmente admirables y en las que se confirma que el perro, verdaderamente, es el mejor amigo del hombre.

Tag:
   Perros   Salud   consejos  
Parvovirosis canina. ¿Por qué debemos temerla?

Anterior

18/10/2016

Parvovirosis canina. ¿Por qué debemos temerla?

Cómo se comunica tu perro, posturas y caricias

Siguiente

07/09/2016

Cómo se comunica tu perro, posturas y caricias