Blog

Advantix®

14/06/2017 - Salud canina  

¿Qué es la criptorquidia?

Se trata de un problema frecuente en cachorros de perros de todas las razas en los que no encontramos dos testículos en el escroto sino solamente uno o ninguno.

La palabra procede del griego “kriptós” (escondido) y “orchís” (testículo).

Hace referencia a un problema de desarrollo de los mamíferos de sexo masculino en el que los testículos no descienden al escroto como es habitual.

También se utiliza la denominación ectopía testicular, indicativa de que uno o ambos testículos se encuentran un lugar que no es el que les corresponde.

 

Hay dos tipos diferenciados de criptorquídia: inguinal y abdominal.

 1.    Criptorquídia inguinal

Se trata de la localización del testículo pasado el canal inguinal, es decir que se ubica bajo la piel pero a medio camino entre el canal inguinal y el escroto. Habitualmente se pueden localizar mediante palpación bajo la piel de la zona inguinal.

 2.    Criptorquídia abdominal

En este caso el testículo no llega a pasar siquiera el canal inguinal y se localiza en la cavidad abdominal. Su localización exacta solo se podrá determinar mediante un estudio ecográfico.

 

¿Cómo ocurre?

El desarrollo del embrión durante la gestación incluye la formación de los testículos dentro de la cavidad abdominal. No es hasta el nacimiento del cachorro cuando los testículos descienden a través del canal inguinal hacia su localización definitiva en la bolsa escrotal. Su ubicación final ocurre en los primeros 10 días de vida, pero los testículos son difícilmente palpables hasta las 3 o 4 semanas de edad. En algunos casos puede ocurrir un descenso tardío hasta los 6 meses de edad, momento en el que se cierra el canal inguinal.

Existe una causa genética de la enfermedad, pero se desconoce el mecanismo exacto por el que un perro llega a ser criptórquido.

Los especialistas están de acuerdo que se trata de un trastorno hereditario que se transmite de padres a hijos.

 

¿A qué perros afecta?

Aunque todos los machos caninos pueden ser criptórquidos, es un problema que afecta mayormente las razas. Algunas de ellas están, además predispuestas a este problema de desarrollo (Caniche enano, Pomerania, Yorkshire Terrier, Chihuahua, Maltés, Boxer).

 

¿En qué puede afectar al paciente?

Los perros criptórquidos son clínicamente normales. Sin embargo, la localización anómala de los testículos los hace más propensos a sufrir tumores testiculares y un mayor riesgo de torsión de epidídimo.

 

¿Cómo se trata?

Aunque existen estudios de tratamientos hormonales con alguna probabilidad de éxito, el tratamiento de elección es quirúrgico. Se debe localizar el testículo ectópico y extirparlo. En la misma intervención se recomienda extraer también el testículo sano para evitar la reproducción de estos perros que pasarían su mismo defecto a su descendencia.

 

 

¡Aprende a hablar perruno! 5 trucos para saber comunicarte con tu perro

Anterior

22/06/2017

¡Aprende a hablar perruno! 5 trucos para saber comunicarte con tu perro

La convivencia entre niños y perros

Siguiente

06/06/2017

La convivencia entre niños y perros