Blog

Advantix®

17/05/2016 - Salud canina  

Quimioterapia canina

A nadie nos gusta escuchar que nuestro perro está enfermo, menos aun si a nuestro amigo de cuatro patas le diagnostican una enfermedad grave como el cáncer.

Pero, ¿por qué tememos tanto al cáncer? ¿Es posible curarlo?

Los perros son sensibles a sufrir muchos tipos de cáncer: en casi cualquier localización de su organismo las células pueden empezar a multiplicarse de forma exagerada formando tumores sólidos o neoplasias difusas que acabarán convirtiéndose en lo que conocemos como cáncer.

No todos los tipos de cáncer evolucionan de la misma forma una vez aparecen en el organismo. Algunos crecen de forma lenta y silenciosa sin producir signos clínicos hasta pasado mucho tiempo. En otras ocasiones el cáncer se expande de forma rápida y agresiva provocando signos precoces de enfermedad.

La velocidad de crecimiento y la localización son características de los tumores o neoplasias que determinan, entre otros factores, las posibilidades de tratamiento.

Opciones terapéuticas

En la mayoría de ocasiones suele ser recomendable la extirpación quirúrgica del tumor. Sin embargo, la localización de algunos tipos de neoplasias o su propia naturaleza hacen inviable esta opción. Por ejemplo, es imposible extirpar un linfoma ya que afecta un tejido y unas células de forma difusa y generalizada en todo el organismo o es complejo eliminar un tumor que rodea un vaso principal como la aorta.

Cuando la cirugía no es viable o cuando se sospecha que el tumor se haya podido expandir en otras zonas del organismo debemos pensar en otras opciones de tratamiento. Aquí es cuando entra en juego la quimioterapia.

La quimioterapia tiene como objetivo frenar el desarrollo de los tumores, limitando la multiplicación de las células malignas. Para ello se emplean combinaciones de medicamentos que tiene diferentes funciones. Algunos de ellos son citotóxicos (“matan” las células”), otros reducen la inflamación secundaria a la neoplasia y otros tratan de “aislar” los tumores evitando su vascularización.

Dentro de la quimioterapia existen diferentes combinaciones de productos que pueden ser más o menos útiles en la remisión del cáncer. Suelen emplearse productos orales en casa junto con tratamientos endovenosos que deben ser administrados bajo supervisión veterinaria.

La elección del protocolo de quimioterapia adecuado variará según el tipo de tumor a tratar, el estado general del paciente y la disposición de su propietario. La efectividad de la terapia antitumoral es variable entre unas semanas y algunos meses. Tu veterinario te informará en todo momento de cuál es el mejor tratamiento para tu perro.

Si quieres estar actualizado en salud y novedades caninas, puedes seguirnos en Facebook, Twitter, YouTube e Instagram.

Tag:
   consejos   Salud   perro   Perros  
Llega el buen tiempo y se multiplican los parásitos

Anterior

25/05/2016

Llega el buen tiempo y se multiplican los parásitos

Agresividad canina

Siguiente

09/05/2016

Agresividad canina