Blog

Advantix®

10/06/2015 - Hablando en perro  

¡Viene el verano! 5 consejos para cuidar a tu peludo en días de sol y playa

Cuando llega el verano, el sol, el calor y los paseos que planificas a la playa pueden afectar la salud de tu perro si no tomas las precauciones necesarias. Hoy te traemos unos consejos para prevenir algunos problemas y dolencias típicas de esta época para que puedas disfrutar del verano junto a tu peludo.





1) Evita la otitis

Se trata de una infección  en el oído, que causa inflamación y mucho dolor. Es una enfermedad que se produce especialmente en verano, debido a que el calor y la humedad después de los chapuzones caninos favorecen la proliferación de hongos y bacterias en sus oídos, produciendo esta infección. Los cánidos de orejas colgantes son más propensos a padecer otitis, puesto que la oreja obstaculiza la entrada de aire al conducto auditivo.

También la introducción de espigas puede causar infecciones de oídos de los peludos; para evitar esto, recorta el pelo que rodea sus orejas, a fin de evitar que durante los paseos en el campo alguna espiga u otro cuerpo extraño se “enganche” y acabe dentro del oído.

Para prevenir la otitis, se recomienda mantener una higiene adecuada de los oídos del perro (nunca utilices bastoncillos). Después de los baños, asegúrate de secar bien sus oídos con una toalla limpia. Observa detenidamente a tu peludo y si ves que no para de rascarse las orejas, de sacudir la cabeza o si parece adolorido, acude al veterinario, podrían ser síntomas de otitis.

2) Protégelo del sol

A pesar de que los perros cuentan con su pelaje como barrera natural frente a los rayos solares, una exposición prolongada y exagerada podría causarles quemaduras y otros problemas en la piel como dermatitis atínica. En tal sentido, se recomienda evitar la exposición directa al sol entre  la 11:00 y las 15:00 horas,  no rebajar demasiado el pelo del animal y usar crema solar especial para perros (tu veterinario te puede asesorar al respecto).

Si tu perro es albino (con piel rosada y pelo blanco), su piel carece de melanina, que es la proteína encargada de proteger su piel de los rayos solares. En estos casos, es preferible que evites la exposición directa al sol durante mucho tiempo y que le coloques protección solar en las zonas sin pelo (como la barriga y las orejas).

3) Protégelo de las picaduras de insectos

Las picaduras de insectos pueden causar a los perros un shock anafiláctico que podría poner en riesgo su vida si no recibe atención veterinaria inmediata. Mantenlo vigilado al andar en zonas ajardinadas, boscosas o en el campo. Recuerda que los peludos, en general, son muy curiosos y meten el hocico en todas partes para explorar el terreno. Aléjate de zonas en las que haya hormigueros, panales de abejas o avispas, sapos y orugas procesionarias.

También es importante que mantengas a tu peludo protegido de los parásitos externos, causantes de un sinfín de enfermedades, con un antiparasitario como Advantix, que no sólo es eficaz contra pulgas y garrapatas, sino que además repele a los flebotomos (insectos transmisores de la Leishmaniosis), los mosquitos y las moscas. No lo olvides: ¡Mejor si no pican!

4) Protégelo del calor y la deshidratación

Los perros son más sensibles al calor que las personas, incluso su vida puede peligrar si las temperaturas son demasiado altas y sufre un golpe de calor. Para evitarlo, jamás dejes a tu perro dentro del coche, ni siquiera con las ventanas abiertas, lleva siempre agua fresca a su disposición, no lo saques a pasear en las horas de más calor y aliméntalo durante las horas más frescas del día.

En verano, la temperatura del suelo por el que andamos se eleva de tal forma que podría causar quemaduras en las almohadillas de las patas de tu perro. Para evitarlo, es aconsejable que optes por las caminatas por sitios con césped o aceras con sombra (el cemento de las calles se calienta demasiado), que humedezcas sus patas de vez en cuando, que le apliques lociones hidratantes (indicadas para perros) e, incluso, utilices botas para canes.

Una buena opción para limpiar parcialmente y refrescar a tu peludo durante los paseos en verano son las Toallitas Higiénicas de Sano & Bello, que no contienen alcohol.

5) Vigila lo que se lleva a la boca

Durante las vacaciones, es frecuente que los perros presenten problemas digestivos debido a que, al pasar la mayor parte del tiempo en el exterior, puede que ingieran alimentos en mal estado o cosas de la basura que le generen gastritis. Tampoco permitas que consuma alimentos muy fríos o comida casera, ni dejes alimento en exceso en su comedero.

Es importante que te mantengas alerta y vigiles qué cosas se lleva a la boca para evitar estos y otros problemas, como la ingestión de objetos no comestibles que podrían causarle una obstrucción y que sólo es posible  retirar con una intervención quirúrgica. Si tu perro deja de comer, presenta vómitos, diarrea y sospechas que le duele la tripa, ¡llévalo inmediatamente al veterinario!

Recuerda seguirnos en FacebookTwitterYouTubeInstagram si quieres estar al corriente de las últimas novedades relacionadas con la salud canina.


Tips para sobrevivir a las fiestas de San Juan

Anterior

15/06/2015

Tips para sobrevivir a las fiestas de San Juan

Consulta a tu veterinario para prevenir la leishmaniosis canina

Siguiente

01/06/2015

Consulta a tu veterinario para prevenir la leishmaniosis canina